lunes, 18 de enero de 2016

El Manejo Holístico en la dehesa


Un rayo de esperanza para restaurar la tierra, las personas y las economías rurales.
María Catalán Balamaseda, PASTO.re
En un contexto de crisis de la dehesa a todos los niveles (ecológico, agronómico, económico y social), el manejo holístico -marco de toma de decisiones bajo el paradigma de la sustentabilidad-podría ser una oportunidad para generar riqueza, empleo y restaurar este sistema agrario de alto valor natural, único de la Península Ibérica y el más extenso de Europa. 
Imagen 1. Erosión y degradación del suelo en la dehesa.

Un ecosistema degradado que necesita un cambio de paradigma

Al observar los procesos sociales, ecológicos y económicos que operan actualmente en la ganadería extensiva y los ecosistemas que sustentan dicha actividad, una se da cuenta de que nos encontramos ante una degradación profunda de todos ellos. Las rentabilidades de las fincas son escasas, si no fuera por las Políticas Agrarias Comunitarias prácticamente muchos ganaderos no podrían subsistir. Aproximadamente el 50% de la renta agraria proviene de subvenciones, que en muchas ocasiones promueven un uso insostenible de la tierra, cómo la reducción de la superficie admisible en pastos que premia a pastos desarbolados frente a pastos arbolados con regeneración. Por otro lado los gastos derivados de insumos externos cada vez son mayores: piensos, medicamentos, fertilizantes, gasoil...y los precios de los productos se mantienen, sin apenas existir un valor diferenciado en productos sostenibles, que hayan sido generados cuidando la tierra, los suelos, los animales y a las personas que están involucradas en su producción. Por otra parte, los procesos sociales presentan grandes problemáticas. Apenas existe relevo generacional en los campos, y las prácticas y saberes tradicionales se están perdiendo. Quienes toman las decisiones no son conscientes de la importancia que tienen entre manos, el futuro de nuestra tierra y nuestros pueblos.

Esta situación socio-económica tan compleja está íntimamente relacionada con la degradación ecológica de la tierra: erosión, pérdida de calidad de los suelos, pérdida de biodiversidad de los pastos, falta de regeneración y enfermedades del arbolado, ineficiencia del ciclo del agua y de nutrientes...poniendo en peligro nuestra calidad de vida y actividades productivas.
Ante esta situación dramática, y buscando soluciones sostenibles, que revaloricen los ecosistemas y actividades ganaderas, así como a las personas implicadas en su gestión, comencé a investigar y conocí el Manejo Holístico, de esto hace ya 3 años.

Cambio de enfoque en el proceso de toma de decisiones

El Manejo Holístico no sólo es una manera de pastorear con grandes rebaños de animales imitando los animales silvestres en la naturaleza, como muchos piensan o hemos pensado. El Manejo Holístico supone un cambio de paradigma en nuestra manera de tomar decisiones, planificar y gestionar las tierras. Las decisiones no se toman siguiendo un modelo lineal y solamente mirando las partes y enfocándonos en los problemas, sino que se estudia el todo, se define las metas holísticas que se quieren alcanzar, se parte de los procesos ecológicos, se asume que puedes estar equivocado y se mantiene una actitud pro-activa, anticipándote a lo que pueda pasar y tomando decisiones encaminadas a alcanzar tus metas.

Cómo hemos visto en el apartado anterior, las decisiones tomadas de una manera convencional nos han llevado a una intensificación productiva a costa de un aumento de los costes, un perjuicio a la salud de la tierra, un aumento de insumos, de trabajo y una disminución de la calidad de vida de las personas.

El Manejo Holístico ha sido probado y testado en diferentes ecosistemas y sistemas productivos durante más de 50 años, abarcando actualmente una superficie de más de 20 millones de hectáreas gestionadas bajo este marco y mejorado con ello la calidad de vida de las personas, la salud de las tierras y las economías rurales. Y ¿por qué no podemos hacer que ocurra esto también en nuestras dehesas?

Principios del Manejo Holístico

El Manejo Holístico está basado en 4 principios clave que se resumen a continuación:

1. Una perspectiva holística es esencial en el manejo
La etimología de la palabra holismo proviene del griego: holos (entero, todo) más el sufijo –tico (relativo a). Con esta idea Allan Savory nos quiere transmitir el concepto de la Naturaleza funcionando como un todo, incluido el ser humano. Si queremos realizar un manejo efectivo de la tierra y los recursos naturales, mejorando la biodiversidad, incrementando la producción y rentabilidad, a la vez que alcanzamos una calidad de vida deseada, debemos comprender que no podemos controlar o cambiar una determinada parte sin influir en las otras. Un enfoque holístico reconoce la importancia de prestar atención a las relaciones que existen entre los diferentes holones del todo y nos ayudara a comprender la complejidad de los procesos ecológicos, económicos y sociales, y sus interacciones, dándonos la oportunidad de adaptarnos a los cambios inesperados.

2. Escala de Aridez: Entendiendo el ecosistema que manejamos
Una parte fundamental para abordar el Manejo Holístico es entender el medio ambiente que estamos manejando. Para ello Allan Savory describe la Escala de Aridez, en dónde los ecosistemas se representan en una escala de 1 a 10 en función de los regímenes de precipitación (cantidad y distribución de las mismas) y por ende de la productividad y tasa de descomposición de la materia orgánica (Figura 1).


Imagen 2. Escala de Aridez. Según la cual un bosque tropical se situaría en el 1 y un desierto en e 10. (Savory 1999)  

Este punto es importante, ya que en función de en qué grado de la escala nos encontremos, las diferentes herramientas tendrán un resultado distinto. En ecosistemas dónde la distribución de la humedad es errática, cómo en la dehesa, Savory hace hincapié sobre la importancia del ganado en el funcionamiento ecológico del ecosistema.

3. Relaciones depredación-presa: Un manejo adecuado del ganado puede mejorar la salud de la tierra
A través de la observación del movimiento de las grandes manadas de ungulados silvestres, Savory se percató de la importancia de los mismos en el mantenimiento de la salud de los pastos y los suelos. El Manejo Holístico propone un manejo del ganado imitando las relaciones depredador-presa a través de la Planificación Holística del Pastoreo, permitiendo que el ganado este en el lugar correcto, durante el tiempo correcto, por la razón correcta y con el comportamiento correcto.

4. El tiempo lo es todo
Gracias a las ideas del agrónomo francés André Voisin, Savory formula el cuarto principio del manejo holístico: El tiempo es más importante que el número de animales. Con este principio se hace alusión a la importancia que desempeña el tiempo de recuperación de los pastos y el tiempo de pastoreo. Si estamos demasiado tiempo en un determinado lugar o volvemos demasiado pronto, estaremos produciendo un sobrepastoreo planificado, perjudicando a la salud de los suelos y las plantas, y mermando con ello nuestra actividad productiva.

Procesos del ecosistema: entendiendo el lenguaje de la tierra

Un punto clave en el manejo de los recursos naturales es interpretar lo que está sucediendo en la naturaleza, y así evaluar su estado de salud y tomar medidas encaminadas a aumentar su eficiencia. A pesar de la complejidad de la tarea, hay unos patrones y normas de funcionamiento que nos pueden ayudar. Para ello deberemos ser capaces de leer la tierra, a través de la comprensión del funcionamiento de los procesos del ecosistema. El ciclo del agua, el ciclo mineral, el flujo de energía y la dinámica de la comunidad representan cuatro ventanas por las que deberemos mirar para comprender un único ecosistema.

Herramientas de Manejo

Savory describe una serie de herramientas (Figura 2) para manejar la tierra. La creatividad, el dinero y la mano de obra son claves, ya que el manejo implica una toma de decisiones para elegir una u otra herramienta de una determinada manera durante un determinado tiempo. Por otro lado, subraya la importancia del pastoreo y el impacto animal, herramientas que generalmente han sido infravaloradas, y que pueden generar efectos muy positivos en la salud de los ecosistemas.

Imagen 3. Marco conceptual del Manejo Holístico (Traducido de Savory 1999)
Componentes claves en la toma de decisiones holísticas

El Manejo Holístico parte de la integración del ser humano en el ecosistema, y resalta la importancia que tienen nuestras decisiones en el ambiente que nos rodea. Para ello deberemos:

1. Describir que estamos manejando
Asumiendo que la naturaleza funciona como un todo, y que cada uno de nosotros somos responsables del manejo de al menos un holon – familia, empresa, granja... el primer paso que deberemos realizar es describir el mismo, identificando:

¿Quiénes son las personas implicadas en la toma de decisiones?

¿Cuál es nuestra base de recursos?

¿De dónde obtenemos el dinero para ejecutar nuestras decisiones?

Este punto nos ayudará a determinar quiénes son los actores implicados en la toma de decisiones, a quien o a qué influenciamos con nuestras decisiones, y a establecer límites de influencia sobre aquello en lo que podemos o no podemos influenciar.

2. Definir el Contexto Holístico- Que es lo que queremos alcanzar.
Una vez descrito el holon bajo manejo, los tomadores de decisiones identificados deben describir el Contexto Holístico, es decir aquello que valoran o quieren alcanzar. Definiendo:
Calidad de vida, describiendo como les gustaría que fuera su vida.
Formas de producción, describiendo las cosas o condiciones que habría que crear o hacer para alcanzar la calidad de vida deseada.
Base de recursos futura, describiendo cómo deberá ser la base de recursos y cómo se debería actuar para conseguir una producción continuada, de tal manera que nosotros y las generaciones venideras podamos vivir con la calidad de vida deseada.
Este proceso ayudará a la definición y priorización de objetivos para conseguir los resultados deseados minimizando el riesgo y las consecuencias inintencionadas.

3. Filtros: Pon a prueba tus decisiones
A la hora de tomar una decisión, los actores implicados someten dicha información a una serie de preguntas relacionadas con la sostenibilidad, las causas y los efectos, el eslabón más débil, la fuente y uso de la energía y el dinero, análisis de los beneficios, la sociedad y la cultura y la reacción marginal. Dicho test nos ayuda a tomar decisiones ecológicas, sociales y económicamente sostenibles, y que a su vez estén alineadas con nuestro contexto holístico.

Planificación y bucle de retroalimentación

La planificación holística, financiera, del pastoreo y de la tierra nos ayudarán a encaminar nuestra vida, nuestros negocios y nuestras tierras hacia aquellas metas que deseamos alcanzar. En el proceso, será necesario realizar una monitorización de los procesos ecológicos, económicos y sociales, con el fin de evaluar si las decisiones que estamos tomando están generando los efectos deseados, y si no es así actuar a tiempo para enmendar la situación.

En definitiva, este enfoque no dista mucho de cómo nuestros antepasados se relacionaban con las dehesas, integrándose en la naturaleza como parte de ella, observando y comprendiendo los procesos naturales, y planificando y gestionando el pastoreo para obtener un producto rentable que cuidara los suelos y los pastos. Cómo nos decía el fallecido profesor Luis Balaguer Núñez: para restaurar un ecosistema degradado debemos tener una visión camaleónica, con un ojo mirar hacia el pasado, nuestros orígenes y tradiciones, y con el otro hacia el futuro, a aquello que queremos alcanzar y salvaguardar para nuestros hijos. Yo lo tengo claro, y la trayectoria de degradación y enfermedad que lleva la dehesa no es lo que quiero para mi hijo. ¿Y tú? 


Biblio y webgrafía:
  • Savory, A. 1999. Holistic Management: A New Framework for decision making. Island Press, Washington, EEUU.
  • Undersander D. et al. 2002. Pastures for profit: a guide to rotational grazing. Coop. Extension Publishing.
  • Voisin, A. 1963. Productividad de la hierba. Editorial Tecnos, S. A., Madrid, España.
  • Charla TED de Allan Savory, con subtítulos en castellano.
  • Artículo sobre Manejo Holístico en Blog Disidente
  • Video sobre los vaqueros del carbono de suelos, con subtítulos en castellano.
  • Artículo sobre ejemplos de Manejo Holístico en el contexto de la dehesa.



sábado, 26 de diciembre de 2015

“Cáceres para comérselo”: La soberanía alimentaria llevada a la práctica.

“Cáceres para comérselo” es un proyecto para el suministro de alimentos de la cooperativa extremeña ACTYVA.  Todos los eslabones de la cadena participan del proceso de toma de decisiones bajo una metodología de aprendizaje experiencial. Tras un año de funcionamiento de la plataforma online se ha alcanzado la séptima parte del umbral de rentabilidad lo que ha llevado a los promotores a replantearse el modelo para alcanzar no sólo la sustentabilidad social y ecológica sino también la económica.

x Gonzalo Palomo
Publicado originalmente en Revista AE número 21, Otoño 2015. Ed. Sociedad Española de Agricultura Ecológica. 

Muestra de productos de "Cáceres para comérselo" en la BBBParty del 15 de junio de 2014. Foto: Ana Trejo.

Hace dos años informábamos en el número 13 de AE (otoño de 2013) del nacimiento de BBBFarming: una plataforma de formación y comunicación online, basada en el código abierto (open source) y el procomún al servicio de la agroecología, la soberanía alimentaria y la transformación social. La iniciativa, primera de la cooperativa extremeña de tipo integral ACTYVA, S. Coop., se planteaba como misión “acercar la producción ecológica a los hogares y mientras enseñar-aprender nuevas técnicas agrícolas que pudieran suponer una nueva oportunidad de empleo, negocio u ocio”. La comunidad BBBFarming la conforman tres pilares: el equipo técnico (BBBCrew); los consumidores, financiadores y alumnado (BBBSupporters) y por último los productores (BBBFarmers). 

Cáceres para comérselo

Entre los BBBFarmers hay 22 agricultores y ganaderos ecológicos o en vías de serlo, 10 productores que además transforman sus propias materias primas y  8 transformadores. Tienen su página web también 5 proyectos diversos (de ecoaldea a think-tank) y una isla de producción y consumo: “Cáceres para comérselo”, protagonista de este artículo.

Esta iniciativa se empieza a gestar a finales de 2013 en los encuentros y asambleas de ACTYVA, S. Coop. con la participación tanto de consumidores (gran base social) como de productores y técnicos en diverso grado de profesionalización: desde personas socias que desarrollan su labor de voluntariado (se trata de una cooperativa sin ánimo de lucro) hasta técnicos y agricultores con dedicación exclusiva. En la última asamblea general (21 de junio de 2015) la entidad agrupaba a 295 personas y entidades, entre ellas también iniciativas de consumo responsable con trayectoria previa pero en fase de integración cooperativa como ECOBA de Badajoz. 

El modelo

La colaboración entre las partes de la cadena alimentaria se establece bajo un prisma de riesgo compartido con toma de decisiones en asamblea con evaluaciones del proceso bajo una metodología de aprendizaje experiencial (McWhirter, 1999). Existe libertad tanto para consumir como para vender fuera de la cooperativa. La plataforma de pedidos online arranca en junio de 2014. Tras un año de funcionamiento, y 59 repartos, se han manejado 341 referencias con preponderancia de las cestas cerradas y las verduras a granel. Los pedidos tanto de socios (con acceso al catálogo extendido) como de clientes son realizados de lunes a domingo. Los repartos se han venido efectuando los martes en centros de trabajo, locales colaboradores o domicilios. Del precio final antes de impuestos un 70% va destinado a la producción; 22,5% a logística, distribución y atención al cliente/socio; 5% a comunicación y, por último, un 2,5% al sistema participativo de garantía (SPG). Cada eslabón de la cadena es responsable de alcanzar los objetivos comprometidos ante la asamblea, de situarse en los márgenes de la disponibilidad presupuestaria y de la búsqueda de financiación para el desarrollo de su actividad, llegado el caso. 
Productos típicos de la cesta de verano de "Cáceres para comérselo". Foto: Ana Trejo. Tomate Tu Tiempo.

Resultados

Después de un año de recorrido han participado 207 consumidores y 24 productores en total (no todos socios de ACTYVA, S. Coop). De estos últimos 16 eran agricultores o ganaderos que transformaban sus propios productos. El gasto medio por consumidor ha sido de 21 euros por pedido para una veintena de repartos semanales. Aunque se ha cubierto la expectativa de pedido medio (se estableció en 20 euros) no ha sido así con el número total de estos pues se requieren 150 a la semana para alcanzar el umbral de rentabilidad. Esto último, unido a problemas en la gestión económica, ha llevado a parar la actividad para replantear el modelo.

La ciudad de Cáceres tiene aproximadamente 30.000 hogares. Nuestro objetivo inicial de 150 pedidos semanales supone que uno de cada 100 hogares cacereños confiaran en la iniciativa para que ésta tuviera éxito. Tan sólo uno de cada cinco usuarios registrados ha concluido su proceso de compra y la repetición ha estado en 1/10 en vez de un pedido cada dos semanas por cliente o socio/a como se pretendía. Se ha iniciado una encuesta de satisfacción para averiguar las causas por las que la gran expectación despertada no se ha concretado en más pedidos.

Conclusiones

Según la clasificación propuesta por Galli y Brunnori (2013) para los diversos canales cortos de comercialización, “Cáceres para comérselo” se ubicaría en el extremo de mayor compromiso de productores y consumidores (Tabla 1), lo cual implica pareja complejidad. Los obstáculos se han ido sorteando a lo largo de este año recurriendo en diversa medida a las nueve competencias dinámicas1 descritas por Beske y colaboradores (2014) para alcanzar la sustentabilidad en la cadena alimentaria. Sin embargo, no hemos destacado precisamente en la co-evolución de productos y desarrollo de procesos, justamente la más citada en la literatura. 

Se barajan diversas opciones para remontar la situación en el otoño de 2015:

- Abrirse al canal HORECA pues ya hay demanda de restaurantes y una empresa de catering que sirve a escolares (800 menús diarios).

- Recuperar la venta directa cara a cara con el puesto del mercado de abastos ya solicitado y que no se pudo concretar por obras en el mismo desde el verano de 2014.

- Y promover un mercadillo de calle de productores permanente mensual (hasta ahora los ha habido puntualmente en las BBBParties y durante el verano en la C/Moret) pues un 60% de los encuestados en el estudio de mercado de la primavera de 2014 se manifestaron por la compra en tienda o mercado.

Así mismo, es necesario adecuar la oferta a las necesidades de los consumidores para lo que una mayor implicación de los mismos en el proceso de toma de decisiones (ahora limitado a las asambleas generales) podría ser clave como fórmula de fidelización del consumo más allá del compromiso emocional o moral con el proyecto. 

 Tabla 1. Canales cortos de comercialización clasificados según el nivel de compromiso de productores y consumidores. Adaptado de Galli y Brunori (eds.) (2013)


Productores

Nivel de compromiso
Bajo
Medio
Alto
Consumidores
Bajo
Supermercados de comida ecológica
Tienda que se abastece directamente de los productores.
Venta en granja.
Tienda en granja.
Medio
Cooperativa de consumidores

Sistema cestas.
Alto
Cooperativa o grupo de consumidores autogestionada.

Cooperativa de consumidores gestionada por consumidores y productores*.
*Sería el caso de “Cáceres para comérselo” dentro de ACTYVA, S. Coop.

Referencias

Beske, P. Anna, L. Seuring, S. 2014. “Sustainable supply chain management practices and dynamic capabilities in the food industri: A critical analysis of the literature”. Int. J. Production Economics 152: 131-143.

Galli, F y Brunori, G (eds.). 2013. “Short Food Supply Chains as drivers of sustainable development. Evidence Document”. Document developed in the framework of the FP7 project FOODLINKS (GA No. 265287). Laboratorio di studi rurali Sismondi, ISBN 978-88-90896-01-9.

 McWhirter, J. 1999. “Re-Modelling NLP”. Tres partes en la web: www.sensorysystems.co.uk

jueves, 23 de abril de 2015

Feed your Brain and Heart, not Just your Stomach

I am sure you guys have heard of the so-called Green Basket or Organic Box concept. Likely, you have automatically related it to another random tree hugger’s trend but it is more than that and I am going to explain to you, in case you aren’t aware of, why it is such a cool movement. I know I haven't discovered the Higgs boson but I am noticing a big spread lately.


First off all let’s pay attention to its motto, which states; shop local, eat in-season and enjoy a great-tasting, certified organic selection of food, from the comfort of your home. Sounds good. Now that we all know what it is, we can move on and see what this back to nature concept consists of. I have listed a bunch of good reasons why you should embrace this experience!

By Iván Palacios 

My choice; small miscellaneous basket

# 1. To eat healthily and reduce chemical shit ingestion

Having a better nutrition with organic products that are properly grown, raised, harvested and packaged with no harmful pesticides, fertilisers, insecticides, growth hormones and antibiotics either. It is food that you can truly feel good about eating.

# 2. To know where your money goes

I do want to know where my money goes beyond the cash register. Buying organic food, most of the money goes to the actual growers who, by the way, deserve it all, and much less to the shareholders and food banks behind the business. That means fewer steps in the supply chain. To support a local business is a conscious decision to back your community up and show that your care about it. Demonstrating you want your community to thrive, placing rural development at the forefront of economic activity and give it a strategic position. Creating a community of producers who value mutual aid, you can have a significant impact on farming families out of your pocket.

# 3. To go towards zero waste production

Over-packing makes me sick. We do not need that amount of plastic bags and containers undertaking us. Organic food is brought to us in reusable boxes. This means fewer trips to dump our household waste, taking the bins or bags out. Don’t be so naive as to think that recycling is always the solution.

# 4. To improve your cooking skills and cook your own meals

After a quick glance at the box, you realise that you have absolutely no idea what half of the stuff is in that colourful massive leafy basket , so after a bit of research, you figure out what each of the items is, how they are called and how to cook them. Every week is a new adventure to have, to discover, research and drastically improve your cooking skills. If you want to know exactly what you put in your belly, be the gatekeeper of your meal’s ingredients.

# 5. To boycott the Food sovereignty

These products are grown by families who are committed to the health of soil, water and the people around them. So now, we have a small but effective tool to punish brands, companies and food banks behind the food industry that only care about enrichment and don’t give a fuck about environmental issues. Let’s fight the food sovereignty and go towards social transformation!

# 6. To connect your every bite with the Earth

By getting local and sustainably produced food in season and by preventing crappy chemical use in food production, you’re also off setting your carbon footprint and minimising your environmental impact. Don’t look the other way guys, instead be environmentally friendly and catch up with responsible consumption and environmentally caring habits. Sustainable development has to become a way of life to everyone.

# 6. To get something worth its price

Price comparisons are frequently made between organic and regular items. The price of food depends on the number of labour hours spent on production and we all need to know that organic stuff does not rely on mechanical and chemical inputs as massive production, it takes much more work. Of course it is a little bit more expensive, but don’t try to compare with conventional food. The prices are set by the farmers themselves based on cost production and living wages…Fair enough!

# 8. To find a way out of the current post-capitalist and crisis scene

Returning to the land, partaking in an environment friendly agriculture and livestock produces food of proved quality and healthiness.

# 9. To reach compatibility with your lazy mood

The products get to your door. Who wants to go shopping on a rainy day? This doesn’t mean you can’t enjoy a Saturday morning at a local market. You can also get your dose of online shopping and even get anxious waiting for your delivery. A little weekly vice! You don’t have to worry too much about what to cook nor plan your diet, just wait for the delivery and improvise. There is a wide range of products, from fruits and veggies to meat, eggs and more…

So let’s get into the green basket movement and change our relationship to food, switching to a sustainable way of eating. Now all you have to do is to find your local organic food source and enjoy!

domingo, 25 de enero de 2015

Alimentación saludable con compromiso social y ambiental


Algo estamos haciendo mal en cuanto al sistema alimentario cuando el sobrepeso afecta a 900 millones de personas (dramático incremento desde los 250 millones de hace 30 años) mientras 1.000 millones sufren de desnutrición.


Taller sobre alimentación saludable para padres y madres del
 AMPA Nuestra Señora de la Montaña, Cáceres, 22 de noviembre de 2014. Foto: Carlos L. Vital
Para el catedrático Barry M. Popkin las variaciones culturales en cuanto a la alimentación están disminuyendo, produciéndose una convergencia hacia una dieta rica en calorías, basada en productos de origen animal y glúcidos refinados mientras desciende el consumo de legumbres y hortalizas. Tim Lang, catedrático de políticas de alimentación (Universidad de la City de Londres) resume las causas de los desajustes en la alimentación de este mundo globalizado, en seis puntos:

-Cambios en el sistema de producción.
-Nuevas políticas como la Agraria Comunitaria (PAC).
-La comida basura como un aglutinante social.
-Información referente a la salud pública.
-Poca sensibilidad política.
-Volatilidad social

La campaña británica Food for life partnership (Alianza “Alimentación para la vida”), gracias a la cual se ha creado una red de 5.000 centros educativos en los que se promocionan los hábitos de alimentación saludables entre los escolares, es referencia en Europa en cuanto a colaboración de sociedades científicas, organizaciones sociales y ecologistas. Para ACTYVA, S. Coop se trata de un ejemplo a seguir, por algo el nuevo paradigma “Un mundo: una salud” nos invita a aunar lazos entre las profesiones sanitarias que velen por la salud desde la misma producción de alimentos a su consumo.

En un contexto de crisis no sólo económica sino también social, política y ambiental ACTYVA, S. Coop. plantea las nuevas oportunidades en torno a la producción ecológica y la vuelta al campo como opciones válidas para producir alimentos más saludables, empleo y calidad de vida.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Watching our weight: future diets and global public policy.



Conference 10th January at Overseas Development Instite (ODI), London.
Summary by Dr. Gonzalo Palomo.

“Unbalance diet for an unbalance World”. That could the conclusion of last Conference at the ODI in London. In less than 30 years overweight has increased from 250 M people suffering overweight worldwide to 900 M. On the other hand 1 billion human-beings suffer under-nutrition. Steve Wiggins, ODI Research Fellow, summarized the causes focusing on food industry which make fat and sugar cheap and affordable with and increasing presence in main stream media. Dr. Roxana Valdés-Ramos (UNAM, Mexico) highlighted diabetes as the first cause of death and the tenth of morbility in Mexico. Health nutrition illnesses seem to be due to less physical activity, fast food, female out-homes labour and ethnicity. Mexico authorities are pioneer in setting policies about education and how to difficult availability of damaging foods through taxes.

Professor Barry M. Popkin, University of North Carolina-Chapel Hill, thinks that cultural variations decline then food behaviour is more and more similar globally: more calories, animal source food and refined carbohydrates opposite to less legumes and vegetables intake. Some of his trends are policy driven as well. For instance when South Korea joined the World Trade Organisation (WTO) people passed from mainly home-cooked to processed food and consequently overweight dramatically increased. Professor of Food Policy Tim Lang, City University London, summarized the issue in six points: changes in agriculture production, new policies like CAP, junk food as a “social glue”, public health information, political poor-sensitiveness and, finally, focused on the changing situation nowadays. The problem is the model itself with a lot of external costs and the enormous amount of money we waste in food, which make it an scenario of counter-party interests. As a multiple levels problem it has to be faced through different multi-stakeholders strategies.


Finally, Andrew Opie, Director of Food and sustainability, British Retail Consortium, agreed with almost all the statements addressed previously and recognized that things could improve. Food industry position is more keen on policy-based strategies than volunteer actions from industry unless we want another front of competition with nutrition health as an excuse.  

domingo, 16 de noviembre de 2014

El sector ecológico del Reino Unido (y II): certificación, investigación, asesoramiento y organizaciones.

By Gonzalo Palomo Guijarro


 Un buen sistema alimentario debería proveer de alimentos saludables y nutritivos a todo el mundo a precios asequibles usando métodos que no lastimen a aquellos que nos rodean ni a la Tierra en su conjunto.
Graham Harvey y Colin Tudge,
Un manifiesto por una nueva agricultura
Oxford Real Farming Conference, enero de 2014.

Aspecto de stand de organizaciones de agricultura ecológica en el Royal Welsh Show de 2013. Foto del autor.

En el número 56 de Primavera de La Fertilidad de la Tierra se publicó la primera parte de este reportaje sobre la situación del sector ecológico en el Reino Unido (RU). En aquella primera entrega nos centramos en cuestiones estructurales. En esta entrega (versión extendida del artículo publicado en LFT#58) haremos un breve recorrido por las organizaciones, las personas y los encuentros más relevantes al otro lado del Canal de la Mancha. 

El contexto agronómico británico es totalmente distinto al español no sólo por cuestiones edafoclimáticas evidentes sino también, y sobre todo, por el difícil acceso a la tierra que se da de manera generalizada en todo el país. Pensemos que Reino Unido tiene una densidad de población de 262 frente a los 94 habitantes/km2 de España con gran parte de los habitantes en la mitad Sur de Gran Bretaña y uno de los tamaños medios de explotación mayores de la Unión Europea. Si a esto le sumamos un territorio muy urbanizado y un paisaje tremendamente antromorfizado (exceptuando las Highlands escocesas) queda poco margen para la incorporación de nuevos agricultores o la innovación de los jóvenes que cogen el relevo de la granja familiar. Por otro lado, los agricultores tienen un nivel de estudios y de renta superior a la media española y están altamente profesionalizados.

Quizás por esto último, o por su escaso número, los granjeros forman parte activa de la sociedad, no están estigmatizados e incluso gozan de una alta consideración social desde el Príncipe Charles (gran sostenedor de la agricultura ecológica con su propia marca: Duchy Originals) a los cientos de miles de agricultores que, constituyendo un 2% de la población activa, representan la menor tasa de ocupación en sector primario de la Unión Europa. Lo cual no es óbice, como decíamos, para que su presencia en medios de comunicación, la política y cualquier manifestación social sea habitual. Por ejemplo la serie radiofónica más antigua de la BBC (“The Archers” que este año ha celebrado su 60 aniversario) versa sobre las vicisitudes de una familia de granjeros de vacuno de leche; los premiados a mejor agricultor ecológico aparecen en los periódicos de mayor tirada y el presidente de la Soil Association, Monty Don, es un afamado presentador de televisión.

Eventos imprescindibles.
  • Escuela de verano sobre agricultura y alimentación del Príncipe Charles, Elm Farm, Hamstead Marshall, 16-18 julio 2014
  • Royal Welsh Show es la mayor feria agroganadera del Reino Unido. Llanelwedd, Gales, 21-24 julio 2014.
  • Conferencia Anual de la Soil Association, Swindon , 8 y 9 de octubre 2014.
  • Oxford Real Farming Conference donde se reúne lo más alternativo de la agricultura británica. Oxford, 6 y 7 de enero 2015.
  • Organic Producers' Conference, es la reunión anual de la red de granjeros, elaboradores, asesores e investigadores organizada por el Organic Research Centre (ORC). Enero 2015.
Certificación

La autoridad competente y por tanto responsable de la traslación de la normativa aplicable en la Unión Europea (Reglamentos (CE) 834/2007 y 889/2008) a la agricultura y ganadería ecológicas británicas es el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y los Asuntos Rurales (DEFRA del inglés original Department of Environmet, Food and Rural Affairs) quien, asistido por el Servicio de Acreditación Británico (UKAS, de UK Accreditation Service) edita con regularidad El documento guía de los estándares ecológicos de la Unión Europea para facilitar la labor de granjeros, elaboradores e importadores. DEFRA es así mismo responsable del registro y auditoría de los organismos de control (todos privados) que operan en el Reino Unido.

El primer sistema de certificación (1967) en producción ecológica se lo debemos, sin embargo, a una entidad privada: la Soil Association, entidad sin ánimo de lucro que aglutina a la mayor parte del sector como veremos más adelante. Su división de certificación se compone de medio centenar de veedores y gestores, según Evita González, técnico de la Soil Association especializada en ganadería. Este organismo certificador es responsable del control del 80% del sector ecológico británico. Existen otra docena de organismos certificadores con tarifas muy diversas desde los 220 euros para agricultores con menos de 12 ha (Organic Trust Limited) a los 1.300 euros para biodinámicos con más de 500 ha. (Biodynamic Association). En el caso de los elaboradores las tasas también varían enormemente según se trate de un obrador en granja (130 euros, Organic Farmers & Growers SL) a los más 1.000 por un día de inspección en una industria compleja (Scottish Organic Producers Association SL).

Investigación, desarrollo e innovación (I+D+i)

En el Reino Unido existen una veintena de centros de investigación y asesoramiento especializados en agricultura y ganadería ecológica. Este potencial para la I+D+i me motivó para realizar una estancia como investigador visitante el verano-otoño pasado y en enero de 2014 en el Centro de Investigación Orgánica (ORC del original Organic Research Centre) y el Instituto para el Asesoramiento y la Formación Orgánicas (IOTA de Institute for Organic Training and Advising) ambos situados en una granja reconvertida, Elm Farm de Hamstead Marshall cerca de Newbury del Centro-Sur de Inglaterra.

El IOTA acredita y da formación continua a una treintena de asesores para Reino Unido e Irlanda con un formato de gestión privada y financiación puntual pública bien directa bien vía bonificación del asesoramiento a los granjeros. Según Mark Measures, su Director, “el asesoramiento en el Reino Unido cambió significativamente a finales de los 1990 y comienzo de los 2000 cuando numerosos asesores vieron la necesidad de ampliar sus servicios a todos los granjeros que iniciaron la conversión por aquellos años. En aquel momento el Organic Research Centre dejó de ofrecer asesoramiento a pie de granja, servicio que dirigí durante 15 años, por lo que existía una necesidad urgente de apoyar una nueva estructura de asesoramiento ecológico independiente”.

Por su parte el ORC fue creado en 1980 con la forma jurídica de fundación con la misión de investigar y desarrollar modelos de agroalimentarios sustentables. Actualmente cuenta con dos centros (Elm Farm, ya mencionado, y Wakelyns Agroforestal en Norfolk, Este de Inglaterra). La primera granja, de 94 hectáreas, se basa en praderas para pastoreo de ganado lechero (ahora mismo en alquiler) mientras que la segunda, dirigida por el catedrático Martin Wolfe, está centrada en producción de cereales y fruticultura en combinación, es decir un sistema agroforestal, del que es una referencia como campo experimental a nivel internacional. La financiación del ORC se basa en proyectos y donaciones privadas en su mayor parte, sosteniendo una plantilla variable de en torno a 15 investigadores y personal de soporte. Actualmente el ORC desarrolla una docena de proyectos de la más variada temática desde producción de cereales en sistemas agroforestales a ganadería ecológica o eficiencia energética. La metodología participativa es uno de los fuertes de los investigadores del centro con fórmulas basadas en las escuelas de campo de granjeros o “de campesino a campesino”.

Quizás el mayor exponente de este esfuerzo de aunar investigación y extensionismo agrario sea la participación del ORC en el programa Duchy Originals Future Farming Programme (DOFF) financiado por la fundación del Príncipe Charles. Se trata de un fondo económico gestionado por la Soil Association, de la que hablaremos más adelante, y el ORC en el que no sólo estas entidades sino otros centros o los propios granjeros pueden plantear sus preguntas de investigación y propuestas metodológicas para resolverlas basándose siempre en estas metodologías participativas. Yo en concreto pude participar en el laboratorio de campo (field lab) para la reducción del uso de antibióticos en producción lechera. Cada sesión se realizaba en una granja distinta donde durante la visita los propios ganaderos mostraban al anfitrión los puntos fuertes y débiles de sus modelo de producción aparte de hacer el seguimiento al experimento que se estuviera desarrollando. El investigador no es un sujeto pasivo sino que aporta herramientas y da un marco científico a las discusiones y ensayos aunque el protagonismo lo mantienen siempre los productores que en el propio proceso de experimentar las innovaciones las ajustan a la realidad de su granja y analizan críticamente los resultados. 

Más volcado en aspectos de política alimentaria y agrícola el Centro para la Agroecología y la Seguridad Alimentaria (CAFS, Centre for Agroecology and Food Security) es el segundo centro de referencia en agroecología del Reino Unido. Surge de la colaboración de la Universidad de Coventry y la asociación Garden Organic (horticultura ecológica). Además de proyectos internacionales relacionados con las resiliencia de los modelos alimentarios o la investigación participativa el CAFS también trabaja en otras investigaciones aplicadas como aprovechamiento de biomasa. Su presencia internacional estaría más volcada en el área caribeña o países del hemisferio Sur mientras que el ORC mira más a Europa en sus relaciones internacionales.

En ese sentido Nic Lampkin, Director del ORC, advierte que “existe un riesgo real de fracaso al intentar trasladar a otros países los modelos de agricultura ecológica pues la gran diversidad en el medio ambiente, el clima o la geografía los pueden hacer inservibles. Lo ideal es conocer las ideas en torno a la agroecología e intentar aplicarlas a nivel local”.

En primer término Nic Lampkin, Director del ORC. En segundo plano Bruce Pearce, Gerente y responsable de proyectos del mismo centro. Foto: Phil Sumption (ORC)

Organizaciones

La Soil Association, fundada en 1946 y con cerca de 30.000 miembros, es la organización por antonomasia del sector ecológico británico. Lidera multitud de campañas, tiene publicaciones de referencia y organiza seminarios, congresos y visitas de manera regular con gran atención tanto del sector como de la sociedad en general. No todas sus actividades están directamente centradas sobre el sector ecológico, como la campaña Food for life partnership (Alianza “Alimentación para la vida”) gracias a la cual se ha creado una red de 5.000 centros educativos en los que se promocionan los hábitos de alimentación saludables entre los escolares. Su participación en SUSTAIN (alianza por una alimentación sustentable) a su vez responsable de la campaña Salvad nuestros antibióticos, sobre el uso responsable de los medicamentos tanto en medicina humana como en ganadería la ha posicionado en un lugar fundamental en el debate sobre el abuso en el uso de medicamentos en la ganadería convencional. U otras iniciativas más volcadas en la creación de grupos de consumo para favorecer la agricultura apoyada por la comunidad (community supported agriculture, CSA), que ahora mismo está en proceso de constituirse en una red fruto del auge que están teniendo este tipo de experiencias en las que el riesgo de la producción es compartido entre granjeros y consumidores.

La Alianza de los Agricultores Ecológicos (Organic Growers Alliance) es, según Charles Dowding, “un grupo de gente maja que se apoya recíprocamente para asesorarse y empoderarse”. Se trata de una organización profesional clásica que busca promocionar y defender los derechos de sus asociados, en general pequeños horticultores ecológicos. Se trata de una asociación más modesta que la Soil Association y con un matiz más reivindicativo aunque menos que la Alianza de los Trabajadores del Campo (Land Workers Alliance, LWA), miembro en Reino Unido de la Vía Campesina junto a Reclaim the Fields (Demanda los campos). Mientras la primera entidad engloba tanto a empresas de base agroalimentaria como activistas la segunda está más centrada en experiencias de ocupación rural.

Adam Payne, socio de la cooperativa OrganicLea, Londres, y representante de LWA, insiste en que su objetivo es un “movimiento de base que produzca y facilite el acceso a una mejor alimentación y un mayor apoyo a los pequeñas granjas”. Desde su punto de vista esto requiere de un trabajo continuo de “cultivar y politizar”. Los retos son tremendos para un movimiento que aboga por una vuelta al campo desde el que momento que “menos del 1% de la población trabaja en la tierra y la media de edad de los granjeros está en torno a los 60 años” en el Reino Unido. Adam manifiesta la poca confianza de la LWA en la política británica hacia el sector dependiendo en gran parte el cambio de “la construcción de un potente movimiento social”.

Organizaciones
  • Soil Association www.soilassociation.org
  • Alianza de los Horticultores Ecológicos (OGA) www.organicgrowersalliance.co.uk
  • Alianza de los Trabajadores del Campo (LWA)
  • Asociación de Agricultura Biodinámica (BDAA) www.biodynamic.org.uk
  • Huerto Ecológico (HDRA) www.gardenorganic.org.uk
  • Mesa del Comercio Ecológico (OTB) www.organictradeboard.co.uk
  • Asociación de Productores Orgánicos Escoceses www.sopa.org.uk
  • Asociación por la alimentación a pasto (Pastoral) www.pasturefed.org
Panorámica de los asistentes, unos 200, al Organic Producers' Conference organizado por el ORC. 
Enero 2014. Foto: Phil Sumption.

La agroecología: respuestas locales a problemas globales.

El catedrático de políticas de alimentación Tim Lang (Universidad de la City de Londres) resume las causas de los desajustes en la alimentación1 de este mundo globalizado, en seis puntos:
-Cambios en el sistema de producción.
-Nuevas políticas como la Agraria Comunitaria (PAC).
-La comida basura como un aglutinante social.
-Información referente a la salud pública.
-Poca sensibilidad política.
-Volatilidad social.
Para el profesor Lang “el problema es por tanto el modelo en sí mismo por su alta externalización de costes, un gran derroche en alimentación y un escenario de intereses contrapuestos entre la industria y la ciudadanía”.

Elizabeth Mpofu, secretaria general de La Vía Campesina, me insistía en el seminario sobre soberanía alimentaria celebrado en enero en Londres que en su organización tienen cabida todo grupo sea campesino o de trabajadores pues hay que tejer redes que permitan luchar juntos a los de abajo, responsables de cambiar un sistema agroalimentario que no satisface necesidades humanas sino del gran capital. El nuevo modelo debe desechar los paradigmas de la agroindustria e innovar desde la tradición desde el campo a la mesa. En ese sentido la agricultura y ganadería ecológicas ofrecen respuestas a preguntas que cada vez más gente se hace en torno a la alimentación. Olivier de Schutter, enviado especial de la ONU para el derecho a la alimentación, no se cansó de remarcar en el mismo evento organizado por UK Food Group, que “la agroecología es la agricultura del futuro, no una idea romántica”.

1 El que el sobrepeso afecta a 900 millones de personas (dramático incremento desde los 250 millones de hace 30 años) mientras 1.000 millones sufren de desnutrición.   

lunes, 30 de junio de 2014

Situación actual del sector ecológico británico

Vendo cestas porque estaba harto de trabajar para los supermercados”
Andy Bragg, West Town Farm, Exester, Reino Unido.

Primero de una serie de artículos sobre la situación de lo ecológico en el Reino Unido. En la próxima entrega organizaciones, eventos y personajes.

x Gonzalo Palomo
Dr. Veterinario. Investigador, consultor y formador.
@Gonzalo_Palomo

Introducción

El sector ecológico británico es junto al alemán el más maduro de la Unión Europea. La producción ecológica u orgánica moderna arranca gracias a las observaciones del británico Sir Albert Howard a principios de siglo en la India y la publicación de su libro “Un testamento agrícola” (1940). Previamente el alemán Rudolf Steiner había defendido sus tesis sobre la agricultura biodinámica durante las conferencias impartidas en Koberwitz (actualmente Polonia) en 1924. Pero no sería hasta que en los años 1960 se hicieran evidentes las desastrosas consecuencias del uso masivo de pesticidas (como el DDT), fertilizantes y otras lindezas hijas de la mal llamada Revolución Verde que el consumo de productos orgánicos o ecológicos se convirtiera en una demanda palpable en los mercados agroalimentarios, cada vez más copados por los sistemas de distribución moderna de las grandes superficies y las coporaciones agroalimentarias.

El consumo de productos ecológicos no había parado de crecer ininterrumpidamente en todo el mundo hasta que en 2008 la crisis financiera se hizo palpable en los hogares europeos. Como consecuencia Reino Unido, Italia y Alemania, los mayores mercados europeos junto a Francia, vieron disminuir las ventas. Sin embargo únicamente en las islas británicas se ha mantentenido la caída del mercado año tras año hasta 2013 cuando ha vuelto a remontar. Se abre por tanto un nuevo periodo de optimismo generalizado entre los agricultores y asesores con los que he tenido la oportunidad de colaborar durante mis cuatro meses de estancia en el Centro de Investigación Ecológica (ORC, Organic Research Centre), Elm Farm, Newbury.






Las pecualiaridades del mercado británico

Según Nic Lampkin, Director del Organic Research Centre, la alta concentración de la oferta de alimentos ecológicos en los supermercados podría estar detrás de este comportamiento anómalo del mercado británico respecto a otros en Europa: “Con la crisis la gran distribución decidió reducir las referencias ecológicas sobre todo en las marcas propias y las hortalizas. No sabemos, por tanto, si la disminución en las ventas se debe a una menor demanda o simplemente por no existir la oferta”. De hecho, mientras las ventas en gran superficie han bajado un 5% en ocho años hasta un 70,7% en 2012; algunos canales alternativos de distribución como las cestas, ventas online y domiciliaria, han pasado del 2,6 al 10,6% entre 2004 y 2012, siempre que no se diga lo contrario según “El informe del mercado orgánico” de la Soil Association (2013).

OrganicLea, cooperativa de trabajo asociado sin ánimo de lucro que opera en Londres -área metropolitana que supone por sí misma un tercio del mercado británico-, no se ha visto afectada por la crisis al contrario que muchos pequeños productores basados en la distribución con cestas (“box scheme”). “En general sentimos un interés creciente en nuestro trabajo, si bien es verdad que ofrecemos algo más que simplemente comida ecológica. Waltham Forest, el barrio donde operamos, es el sexto más deprimido de Londres, así que en cierto modo pienso que nuestros clientes ven lo ecológico no tanto como un lujo que abandonar cuando hay que apretarse el cinturón sino más bien como algo necesario con lo que están comprometidos”, nos cuenta Adam Payne, responsable de redes y distribución de OrganicLea.


El comercio minorista especializado también ha visto mermado su margen de negocio de un 22,1 a un 18,7% entre 2004 y 2012. Jonathan, encargado del Swan Inn, pub de Inkpen al Sur de Inglaterra con varios galardones que se caracteriza por producir su propia carne ecológica de buey, nos cuenta cómo han visto disminuir de manera significativa las ventas desde que comenzó la crisis, lo que ha llevado a suprimir el puesto de dependiente permanente en la tienda.


Productos de la granja Cross Lanes.


Superficie certificada y operadores

El comportamiento en cuanto a la superficie certificada ecológica o el número de operadores ha sido más errático. A partir del año 2003 comienza un bache de bajada-remontada de superficie hasta 750.000 ha, tope histórico en 2008, cuando comienza un nuevo descenso hasta las 656.000 ha de finales de 2011 (un tercio de la superficie certificada de España) lo que significa un 3,8% del total de superficie agraria útil, una de las menores tasas de penetración de la Unión Europea según EUROSTAT. La capacidad de producción ecológica propia no se corresponde con la alta demanda interna. De hecho, Gran Bretaña es tremendamente dependiente de los mercados exteriores con un 40% de todos los alimentos que se consumen en el país importados.

Los operadores cayeron en la última encuesta (de 2012) un 5% anual hasta los 6.929 (tercera parte que en España) de los cuales un tercio son procesadores. Tan sólo un 3% de los operadores reúnen la doble condición de productores y elaboradores.

Sectores emergentes. Lácteos, los auténticos protagonistas.

Mientras que las únicas materias primas para alimentación que han experimentado una subida de ventas en 2012 ha sido los cereales para la producción de pan (1,5%) y el pescado (1,4%) los textiles (con un 10%) y la cosmética (5,6%) han mantenido su tendencia alcista de los últimos cinco años. Sólo de lana orgánica se han comercializado 250.000 kg (8,5% que en 2011) con un incremento del precio kilo del 15%. Sin embargo, ha caído el precio de la carne de cordero empujada por el abaratamiento del cordero ecológico neozelandés en un 30% y algunos problemas productivos a principio de temporada (parásitos y subida de costes de alimentación). A pesar de la bajada de ventas, los precios en granja de la carne de ternera han subido un 8% hasta los 5,15 euros/kg de canal (unos 80 céntimos más que en la lonja de Talavera).

Tras unos años muy malos, con bajos precios en granja, a finales de 2012 el valor de mercado de los lácteos se incrementó un 1,5%, lo cual ha repercutido favorablemente en el precio en granja. Debemos destacar el alto consumo interno de lácteos con un tercio de las ventas totales frente a un 23% de hortalizas y frutas, al contrario de lo que suele suceder en el resto de Europa. Es muy significativo que en todos los supermercados se pueda encontrar leche ecológica, siendo, además, de los pocos productos exportados por Reino Unido a prácticamente todos los grandes mercados de la Unión Europea.


Escaparate de la cámara de maduración de la quesería de Plaw Hatch farm. Autora: Holly Garrand-Cole.


















OMSCO, cooperativa de 250 ganaderos y mayor proveedora británica de leche orgánica, surge en 1994 gracias a la iniciativa de Mark Measures -actual Director del Instituto de Formación y Asesoramiento Ecológico (IOTA, del inglés original Institute of Organic Training and Advising)- y cuatro ganaderos que vieron la necesidad de agruparse horizontalmente para que sus intereses estuvieran convenientemente representados en el mercado: “Gestionada por un equipo formado tanto por granjeros como por profesionales de los negocios nuestra mayor fortaleza ha sido alcanzar enseguida una masa crítica que permitiese abastecer de leche ecológica a los principales procesadores y mercados”.


Venta directa vs. gran distribución: cómo condicionan la producción.

La distribución es muy diversa desde las máquinas expendedoras de leche a las cestas a domicilio o la muy mayoritaria gran superficie, como hemos comentado al principio. El productor británico tiene clara esta diversidad y adapta su granja al canal que más le convenga.

Durante mi estancia como investigador en el Organic Research Centre tuve la oportunidad de visitar numerosas explotaciones de vacuno lechero algunas colaboradoras del proyecto europeo Lácteos Orgánicos y Sustentables de Bajos Insumos (SOLID del inglés original Sustainable and Organic Low Input Dairy).

Crouch Farm, West Sussex, granja gestionada por la veterinaria y asesora de la Soil Association Madeleine y su marido Paul Crawley es un buen modelo de lo que sería la producción láctea dirigida a la distribución moderna: gestionan más de 500 hectáreas donde pacen 250 vacas y 200 novillas con una producción media de 6.400 litros por vaca y año. Su modelo está atravesado tanto en la gestión de pastos como en el ordeño por la tecnología neozelandesa, gran referencia para los ganaderos británicos. En agosto estaban cobrando la leche a 46 céntimos de euro con un máximo histórico, en su caso, de 48 céntimos. En el caso de esta granja la venta de los terneros supone hasta un 50% de los ingresos ya que son comercializados a través de un cebadero ecológico de un tercer operador.

En el otro extremo tenemos la granja biodinámica Plaw Hatch, situada a 60 kilómetros al Sur de Londres y basada en la venta directa en tienda y mercados locales no sólo de leche sino de sus derivados (que ellos mismos procesan) y cientos de referencias más: frutas, hortalizas, pan... La mayoría producidas por las dos granjas apoyadas por la comunidad (CSA, del origial Community supported agriculture). Cuando entrevistamos a Tali Eichner, encargada de lácteos, estaban a las puertas de su asamblea general anual a la que los 600 socios consumidores estaban llamados a participar. En esta granja la producción lactea es menor (3.300 litros por vaca y año) y aún así con margen para la experimentación como por ejemplo la lactancia materna, algo muy inusual en vacuno de leche (también el ecológico), siendo la innovación valorada como menos factible por los granjeros según el estudio realizado por la socióloga Holly Garrand-Cole dentro del proyecto SOLID. “Tuvimos un intento de lactancia natural no muy exitoso pero los consumidores quieren que sigamos intentándolo porque ven como más humanitario que los terneros pasen al menos la noche con las madres o con otras vacas nodrizas”. Sirven leche sin pasteurizar ni homegeneizar por lo que extreman la higiene en la ordeñadora (abierta al público en todo momento) y han implementado un sistema de autocontrol más riguroso de lo estupulado con análisis bacteriológicos externos cada 15 días.


Sectores más deprimidos: porcino y avicultura.

En el otro extremo de la balanza tendríamos también a los productos de origen animal: especialmente el porcino, el pollo y los huevos. Si la carne ya de por sí es minoritaria en el consumo interno (en torno a un 7%) en los últimos años de crisis las ventas se han visto reducidas hasta en un 30% (porcino y avicultura) y en menor medida el vacuno (1,1%) y el cordero (2,2%). Los huevos también han perdido un tercio de su cuota de mercado lo que se ha visto acompañado de una caída en la producción en 2012 respecto a 2011.


Entrada a la tienda de West Town Farm, “cestas de carne mensuales. Carne de producción tradicional distribuida en y los alrededores de Exeter”.


Los horticultores también han sufrido una bajada de las ventas lo que unido a una serie de años malos ha llevado a muchos pequeños productores a cesar la actividad. Así y todo hay valientes que inician actividad hortícola como Sara (alicantina de pro) y Martin que comenzaron hace dos años su pequeño huerto Hillton Organics para la venta de bolsas de ensaladas en tiendas locales del condado de Devon. “Por ahora lo compaginamos con trabajo a media jornada en otras actividades”, nos cuenta Sara.

La diversificación
No todas las experiencias visitadas han sufrido de igual manera los efectos de la crisis o al menos lo han sabido sortear. Andy Bragg gerente de West Town Farm nos cuenta por qué dejó atrás la producción lechera: “estaba harto de trabajar para los supermercados” y viró a un modelo de venta directa de cestas de carne y hortalizas y fruta así como tienda en granja entre 2006 y 2007. Aumentó además sus lazos con la comunidad local -especialmente artistas de la cercana Exester- dando lugar al proyecto OrganicArts con diversas intervenciones en la granja y una gestión colectiva del huerto. También han habilitado unos carromatos de “glamcamping” (camping glamuroso) que hace furor desde que algunos famosos presumieran de sus rústicas vacaciones. El huerto y el trabajo voluntario en los manzanos sirve además como experimento para la integración de personas en riesgo de exclusión así como para las visitas escolares. Andy se queja de la soledad del granjero en el Suroeste de Inglaterra por la presión urbanística y residencial. “Me apoyo en esta cerca y tengo enfrente a una estrella del pop, por detrás un actor y los agentes inmobiliarios rondando el resto de propiedades. Nosotros damos gracias de que la Iglesia nos respete el contrato de arrendamiento”.

Rosie y Paul Yells de Wonnacott Farm, cerca de Dartmoor también en el Suroeste, viven a partes iguales de la venta directa de pavos, de terneros y corderos (por canal convencional). Además producen su propia lana ecológica para lo cual crían ovejas cruzadas de la holandesa negra Zwartbles y las blancas de origen francés Roussin. En total 100 ovejas reproductoras, 20 vacas y 40 pavos y pavas. La estrella de la casa son los pavos. Empezaron en el 2000 para autoconsumo y pronto empezaron a pedirles los vecinos. En 2012 criaron 1.000 aves de las cuales acabaron, sacrificaron y vendieron por Navidad 200 y el resto a pequeños propietarios que desean cebar su propio pavo en su jardín o pequeña finca. El sacrificio y carnización lo realizan en su propia cocina (¡con registro sanitario!) donde se comprometen a no realizar ningún uso doméstico durante el periodo que dure la campaña. Rosie está muy satisfecha de su trayectoria aunque se lamenta por no haber logrado la vía cooperativa: “Aquí es difícil hacer cosas en común. Intentamos crear una cooperativa para la venta conjunta de los terneros pero cada cual miraba por lo suyo y desconfiaba de las recomendaciones generales de producción”.

Conclusión

En Reino Unido podemos encontrar una gran diversidad de modelos de producción y distribución lo que unido a un fuerte consumo interno ha generado un tejido ecológico rico y emprendedor. Excepto para algunos productos de renombre europeo como la leche se trata de un mercado netamente importador. Lo cual supone, ahora que vuelve a crecer, buenas perspectivas para los productores españoles que sepan vender en primera persona a pesar de la distancia pues los canales alternativos de comercialización están ganando posiciones respecto a la gran distribución.

Nos debería servir de inspiración la amplitud de miras de unos granjeros que viajan, innovan y emprenden. Así como la cintura de una administración que da todas las facilidades imaginables para que el pequeño productor (horticultor, de huevos, leche, incluso carne de ave) pueda procesar por sí mismo sus alimentos, lo cual sorprenderá a cualquier colega cansado de darse de bruces con unas autoridades españolas ancladas aún en los cánones del desarrollismo tardofranquista de la fiscalización y el no a priori.


Venta directa en un mercadillo semanal de los productos de la granja frutícola Cross Lanes.



Box scheme
El modelo más popular de venta directa en Reino Unido son lo que en España se ha venido denominando “cestas”. Estás pueden ser:
-Cerradas, normalmente cuando son servidas por pequeños productores -y algunas grandes compañías como Riverford- con precios de 10 a 20 euros desde unos cinco kg de verduras de temporada a más de 10 cuando incorporan también hortalizas o frutas, en muchos casos de importación.
-Abiertas o semiabiertas (posibilidad de elección de gama pero no de referencias) caso de los tres grandes distribuidores de venta a domicilio: Ocado y Abel & Cole (esta última empresa llega a las 50.000 cestas semanales). En total el sector de la venta a domicilio facturó 210 millones de euros en 2012, un 4,4% más que el año anterior.

Farmers market
Los mercados de productores son un modelo muy extendido por el Reino Unido. No necesariamente agrupan únicamente a agricultores o ganaderos ecológicos sino también convencionales con la característica de que la mayor parte de la producción es transformada por ellos mismos. Pueden ser cooperativas comarcales con un calendario anual por localidades. Junto a la venta en granja facturaron 50 millones de euros en 2012, un 14,1% menos en 2011.